lunes, 17 de agosto de 2009
Publicado por: milagritosgc @ 6:10 PM
Comentarios (2)  | Enviar

Si hoy fuera mi último día de Vida

  




Nadie sabe cuando será el último día de nuestra vida, nadie sabe ni como llegara, escrito esta en 1° Tesalonicenses 5,2 “El día vendrá como llega un ladrón de madrugada y nos sorprenderá”, vendrá sin previo aviso; pues si un padre de familia supiera el día y la hora exacta en la que un ladrón podría irrumpir su hogar, tomaría las precauciones suficientes y doblegaría la seguridad para poner a buen recaudo sus pertenencias terrenales; Por ello el Señor nos aclaro que su llegada será en la hora que menos pensemos o imaginemos.

Pero no veamos estas palabras como una amenaza de que debemos portarnos bien porque Él vendrá en cualquier momento a tomar venganza de nuestras malas acciones, sino al contrario pienso que estas palabras fueron dichas por Jesús, Nuestro único y verdadero Señor, para animarnos a no esperar hasta el ultimo momento o ultimo suspiro de nuestros días de vida, para empezar a pedir perdón, perdonar o empezar a ser buenos con los demás, pues nadie en realidad sabe cuando nosotros dejaremos de vivir, Hoy puedo estar escribiendo estas líneas y mañana quizás durmiendo en paz para siempre; entonces Jesús nos anima a llevar una vida buena y bonita, un estilo de vida como la que El nos enseño; hacer carne a sus palabras en nuestro corazón y empezar a amar a los demás no solo de palabras sino con nuestras acciones hacia ellos.

¿Cuantas personas? se lamentan de no haber dicho una palabra de amor a un ser que ya se fue, de no haber disfrutado de su vida, ¿cuantas personas? diagnosticadas con un mal Terminal hoy en día se lamentan de no haber vivido de verdad, de no haber luchado por sus sueños. Jesús te anima querido lector a que hagas de los días de tu vida, días de servicio estés donde estés, en la escuela, en el trabajo, en el hogar, marcando la diferencia, aprendiendo a vivir sin rencores, sin malos sentimientos, cultivando en tu corazón solo semillas de amor al prójimo.


     

    




Señor Jesús, no quiero que el ultimo día de mi vida me sorprenda en pleno sueño, y me frustre por las cosas que quise hacer y postergue siempre pensando de esta manera:“cuando tenga tiempo lo haré” .... Señor enséñame a vivir como Tu, hacer de cada minuto mío un minuto muy aprovechado de amor a quienes están a mi alrededor; Gracias mi perfecto amor, por la libertad que me das para poder escoger lo que es bueno y lo que es malo, jamás me obligarías a hacer algo o dejar de hacerlo "El amor, Tu amor no es obligación".

No quiero que llegue el ultimo día de mi vida y empiece a lamentarme por las heridas que cause a quienes ame y me amaron, que no me arrepenti en su momento, y que en mi desesperación de no querer irme sin dar solución a todos mis problemas llegue a pedirte un solo día mas y que este único día no me alcance para poder enmendarme, pedir perdón, perdonar, sonreír, cantar, bailar, gritar, abrazar, animar, apoyar, etc tantas y tantas cosas que hacer.

No quiero llegar al punto de sentarme y llorar arrepentida al darme cuenta que en mi vida hubo mucha perdida de tiempo, perdida de tiempo en iras, resentimientos, complejos, que viví mas tiempo odiando que amando, No Señor no deseo, no deseo pensar en el odioso "Y porque no lo hice? y porque no me acerque y colabore con algún hermano amigo mío que necesitaba de mi compañía o de mi apoyo", no quiero llegar algún día a llorar fuera de la puerta de una oficina en la que invertí mis mejores años de juventud trabajando para otras personas en vez que me haya desgastado para ti. Señor Jesús abre mi corazón, abre mis sentidos, abre mi razón. Amen.



Dios te bendiga, Querido Lector .... !!!

Milagritos G.C !!!      


Comentarios
Publicado por: Bendiciones
domingo, 29 de abril de 2012 | 9:05 PM

muy bueno!

Publicado por: Bendiciones
s?bado, 19 de mayo de 2012 | 3:08 AM

the last day in the life