Lunes, 21 de abril de 2008
Publicado por: milagritosgc @ 10:40 PM
Comentarios (1)  | Enviar

"El Anillo"


-Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto.

¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro sin mirarlo le dijo:

-Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio Problema.

Quizás después…Y haciendo una pausa agregó- si quisieras ayudarme tú a mi, yo podría resolver este problema con más rapidez y después, tal vez, te pueda ayudar.

-Encantado, maestro- titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado

y sus necesidades postergadas.

-Bien, asintió el maestro. Se quitó el anillo que llevaba en el dedo pequeño

y dándoselo al muchacho, agregó:

-Toma el caballo que está ahí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este

anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor

suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro.

 

Ve y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó empezó a ofrecer el anillo a los

mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que

pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían,

otros le daban vuelta a la cara, solo un viejecito fue tan amable como para tomarse

la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla

a cambio de un anillo.

En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre,

pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y

rechazó la oferta.

Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el

mercado -más de cien personas- y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó.

Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro.

Podría entonces habérsela entregado él mismo al maestro para liberarlo de su

preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda.

Volvió a la casa del Maestro.

Maestro -dijo- lo siento, no se puede conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera

conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie

respecto del verdadero valor del anillo.

-Que importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro-

Debemos saber primero el verdadero valor del anillo.

Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quien mejor que él para saberlo?

Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él.

Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas.

Vuelve aquí con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar. El joyero examinó el anillo a la luz del candil con su

lupa, lo pesó y luego le dijo: -Dile al maestro, muchacho, que, si lo quiere

vender, yo no puedo darle mas que 58 monedas de oro por su anillo.

-58 MONEDAS!!!!!, exclamó el joven.

-Sí, replicó el joyero- yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de

70 monedas, pero no sé… si la venta es urgente…

El joven corrió emocionado a la casa del maestro a contarle lo sucedido.

-Siéntate, dijo el maestro después de escucharlo.

Tú eres como ese anillo: una joya valiosa y única. Y como tal,

solo puede evaluarte verdaderamente un experto.

¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño.


(Cuento que me compartieron en la Parroquia San Juan Bautista, en una de las charlas que recibimos en nuestro camino al Señor Gui?o

 

 

 

 


Mi Reflexión, Que es lo que nos tratan de enseñar en esta hermoso cuento:

 Efectivamente amigos, Cuantas veces no han dañado nuestra autoestima, Nos    han  Desvalorizado, Nos han hecho sentir menos, Nos hemos deprimido, Nos hemos comparado. No se si ustedes alguna vez, Yo si lo admito, He deseado ser como otra persona, He dicho Como el Señor no me hizo más alta o gordita o flaquita, Como aquella chica, Quizás  y así hubiera agradado completamente a tal persona?.

 A veces nuestros propios padres nos han dicho, "Aprende de tu hermano el es mas inteligente que tu" "Como tu hermano o hermana hace las cosas mejor que tu" .. Nuestros amigos con pequeñas cosas como por ejemplo, a la hora de elegir el equipo de fútbol con el que enfrentaran a otro equipo, Tu pareja que te dice "Estas gorda, O estas flaca o eres baja o tu cabello no me gusta como aquella chica lo tiene bonito, tu porque no?" ....

 

Todos amigos todos, somos diferentes, Únicos e Importantes antes los Ojos de Dios Que nos coloca en el mundo con habilidades, dones, virtudes diferentes.

 

Recuerdo que a veces mi hermana se lamentaba por no poder captar rápido las clases, o quizás no podía entender rápidamente los ejercicios, los programas, se sentía muy mal, se deprimía, y me decía como tu puedes? quisiera ser como tu..

 

Pero Si supiera mi hermanita que yo deseaba tanto tener su fuerza, su habilidad para el orden de las cosas, La organización que ella tiene, Su Fortaleza frente a las cosas, El carácter tan fuerte que demuestra ante cualquier adversidad, La Fuerza y Gran voluntad que tiene para no dejar las cosas que puede hacer en el momento para mañana sacrificando incluso su propio sueño o el gran amor que siente hacia sus mascotitas capaz de quedarse toda una noche frotando la barriguita a su perrito que se queja de dolor sin dormir, Tantas cosas que yo admiro en ella y que quizás hasta el día de hoy no se da cuenta de lo tan especial y admirable que es para mi mucho mas importante que saber resolver un algoritmo o programa de computadora que yo puedo hacer.

 

Dios nos da habilidades distintas, diferentes Dones, Hoy te di el ejemplo de mi hermana y quizás si tu le preguntas a ella, Que piensas de Milagros? Ella te dirá mucho mas cosas que admira en mi y que yo ni me doy cuenta que tengo, Has la prueba pregunta a otra persona, ¿Que es lo que admiras en mi? Veras que te encontraras con muchas respuestas que ni te esperas.

Jamás pero Jamás hagas caso a los comentarios destructivos, A aquellos comentarios sin valor de personas incorrectas que no saben, que solo se dejan llevar por las apariencias, que te dicen algo que a veces lastiman "Eres baja, Debiste ser mas alta" Pero no pueden abrir los Ojos y el corazón y entender que Dios te dio una pequeña estatura pero la grandeza te lo dio en el corazón, Tal vez Dios te dio un color moreno en la piel pero te regalo una blancura esplendorosa en el corazón.

Hay cosas que no puedes cambiar en tu Físico pero acepta que si eres así es porque Dios te soñó así, Para el eres hermosa, hermoso, Perfecta, Perfecto...El te mira cada día y sonríe placidamente diciéndose a si mismo, "Que hermosa o hermoso se levanto hoy Loli, Pedrito, Juan, Jessica, Oscar, etc etc etc, " .. Esa sonrisa que puse en su rostro es tan especial me encanta verlo, Que trabajo tan maravilloso he hecho, me agrada hasta la forma en que camina es distinto en cada uno pero así soñé que fuera el o ella.

 

Igual amigo mío Jamás digas a alguien "Oye pero porque eres tan alto, porque eres bajo?, Debiste nacer así...." Date cuenta que si esa persona es como es fue porque Dios quiso que nazca así, con esos lunarcitos grandes o pequeños con esas pestañotas largas o cortas, con esos ojitos negros o verdes, Es su obra y si deseas saber porque esa persona es así no se lo preguntes a ella, Pregúntaselo al autor de las Obras a "Dios", ya que cada uno de nosotros somos su trabajo y sueño hecho realidad si criticas a alguien estas criticando el Trabajo de Dios. 

¿Eres más perfecto que Dios para poder criticar el trabajo que hizo con todo su amor, Para desvalorizar Uno de sus sueños hecho realidad, ósea tu, yo, tu amigo, amiga, papa, mama, hermano, etc?

 

 
Milagritos G.C   

 

 

 



Comentarios
Publicado por: hanna montana
S?bado, 25 de octubre de 2008 | 1:12 AM
esra bonito mari