Viernes, 21 de noviembre de 2008
Publicado por: milagritosgc @ 6:28 AM
Comentarios (1)  | Enviar



Cuentan que una bella princesa estaba buscando esposo, Esta princesa era una joven muy bella físicamente, tenia muchas riquezas, y siempre alcanzaba lo que quería. Aristócratas y adinerados señores habían llegado de todas partes para ofrecer sus maravillosos regalos. Joyas, tierras, ejércitos y tronos conformaban los obsequios para conquistar a tan especial criatura.

Pero entre los candidatos se encontraba un joven aparentemente plebeyo, que no tenía más riquezas que amor sincero y perseverancia. Cuando le llegó el momento de hablar, dijo:

-"Princesa, te he amado toda mi vida desde que te conocí. Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte, te ofrezco mi sacrificio como prueba de amor... Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin más alimentos que la lluvia y sin más ropas que las que llevo puestas...Esa es mi dote..."

La princesa, observo al muchacho no tenia el perfil ni la blancura en la piel que ella anhelaba en un joven, ni las joyas de aquellos adinerados pretendientes, el muchacho no le llamaba la atención pero conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar: -

"Tendrás tu oportunidad: Si pasas la prueba, me desposarás".

Así pasaron las horas y los días. El pretendiente estuvo sentado, soportando los vientos, la nieve y las noches heladas. Sin pestañear, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente vasallo siguió firme en su empeño, sin desfallecer un momento. De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, la cual, con un noble gesto y una sonrisa, aprobaba la faena.

El muchacho tomaba fuerza cada vez que veía a la princesa observarlo ese era su alimento diario algunas mínimas muestras de atención que su amada daba.

Todo iba a las mil maravillas. Incluso algunos optimistas habían comenzado a planear los festejos, Al llegar el día noventa y nueve, los pobladores de la zona habían salido a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, hasta que de pronto, cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la infanta, el joven se levantó y sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar.

Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño de la comarca lo alcanzó y le preguntó a quemarropa: -"¿Qué fue lo te que ocurrió?...Estabas a un paso de lograr la meta...¿Por qué perdiste esa oportunidad?... ¿Por qué te retiraste?..."
Con profunda consternación y algunas lágrimas mal disimuladas, contestó en voz baja: -"Mi amada princesa no me ahorró ni un día de sufrimiento...Ni siquiera una hora... No merecía mi amor...".

Y así continuo caminando con la desilusión por delante sin saber a donde ir se sentó sobre una laguna cristalina a llorar por la ingratitud de la princesa, el agua reflejo el rostro de una joven hermoso pero humilde, no tenia la esbelta figura de la princesa, ni la hermosura y la riqueza material, pero tan solo se acerco porque quiso brindarle un vaso de agua, "Toma se te ve cansado" le dijo y le sonrío.

Basto solo unos segundos para que el muchacho sintiera algo muy especial, la dulzura de esta humilde muchacha había empezado a conquistarlo, La bondad, Una mirada, algunas palabras, una sonrisa, una compañía sincera, El muchacho había encontrado a la que seria con el tiempo una princesa pero de su vida.






Cuantos de nosotros no somos como la princesa del cuento, andamos viendo las apariencias de las personas para escoger a una supuesta pareja, anteponemos la belleza física sobre la belleza espiritual, vemos las apariencias mas no el corazón; buscamos enriquecer nuestros propios intereses antes que los demás.

Quizás hemos actuado o actuamos como la princesa conocemos de los sentimientos de alguna persona hacia nosotros y eso alimenta nuestro ego, utilizamos o nos valemos de eso para aumentar la vanidad o aprovecharse de los sentimientos para conseguir beneficios propios por encima del sufrimiento de otra persona.

Ponemos pruebas? queremos pruebas que demuestren el amor aun si esas pruebas dañan de alguna manera a la otra persona pero el ser humano es tan egoísta que simplemente no toma en cuenta la libertad y sentimientos de otros mas que de si mismos.

Cuantos no somos o hemos sido alguna vez como el plebeyo del cuento, hemos amado o amamos a una princesa que la vemos muy lejana por encima de nosotros que es conciente del sufrimiento que nos causa pero no nos deja ir y de tiempo en tiempo se va asomando a su ventana para darnos pequeñas muestras de afecto con tal de mantener ese sentimiento que enriquece su egoísmo, su vanidad, su egocentrismo, lo que los jóvenes en el mundo se refieren a "Se muere por ti"; Recuerdo que alguna vez alguien me dio un ejemplo de este tipo de sufrimiento: "Yo se que a mi nieta le gustan mucho los chocolates y yo le ofrezco dar uno pero se lo doy de pizca en pizca ella después de probar quiere pedirme mas pero yo la dejo llorando y me voy, luego regreso pasado un tiempo y le vuelvo a dar un poquito y me vuelvo a ir y ella vuelve a sufrir y a llorar, que estoy haciendo? ... Estare dando migajas a alguien que no se merece eso"

 Cuando Dios creo al hombre la felicidad de verlo no cabía en sus poros pero se dio cuenta que el hombre necesitaba una pareja una compañía que complemente su vida por ello creo a la mujer para que sea su consorte y compañía; Pero muchas veces confundimos el amor con necesidad u obsesión; Quizás ahora vivamos atados a un amor no correspondido que miramos tan lejanos pero no nos sentimos en la capacidad de renunciar, sabemos somos realistas de ello pero no queremos afrontar ni asumir la verdad y preferimos seguir sufriendo y conformándonos con pequeñísimas migajas de amor lo cual nos deja tan indefensos que podemos caer en una situación de la que podrían sacar provecho de nosotros utilizándonos y dañándonos; Pero al llegar un momento en la que uno se da cuenta y dice ya no mas renuncio a esto empieza a abrirse nuevos caminos que fueron inimaginables y en un momento de tu vida cuando todo parece ya asumido en la realidad aparecen nuevas personas que vas encontrando en el camino y te das cuenta que no todo fue aquella princesa que te miraba desde lo alto de un balcón, que aún existen personas buenas y nobles que en el mundo actual están en peligro de extinción y con las que vas conociendo nuevas emociones , aprendes que Dios aún se mantiene vivo en algunas personas y lo mejor aún que cuando vives con Él habitando en tu corazón, sabe de tus anhelos y te va preparando una compañía con la que realmente te sentirás muy bien, en el momento menos esperado y de la manera perfecta se hará presente para quedarse contigo hasta el final.







Señor Jesús Padre mío tu conoces nuestras necesidades, sabes de nuestros deseos tu entiendes que somos jóvenes y que como jóvenes que somos vamos por la vida buscando nuestra pareja ideal, muchas veces caemos en error nos atamos a aquellos que no has escogido para nosotros y es nuestra terquedad la que nos hace sufrir mucho porque nos escuchamos a nosotros mas no a ti que eres sabio, Tu nos enseñaste acerca del amor pues no hay nada mas perfecto que el amor.

Ayúdanos a los que vamos por la vida actuando como la princesa dando mas valor a lo material, superficial esperando ver lo que los ojos ven para recién poder interesarnos en alguien, dando mas valor a lo físico a lo hermoso a los ojos y eliminando por completo la importancia y valor del corazón pues es ahí donde tu vives, al dejar del lado el corazón de las personas te dejamos a ti también amado maestro. Despierta nuestra sensibilidad para no ser causa de sufrimiento en los que nos aman Señor Jesús, pues el sufrimiento es dolor y el dolor solo puede venir de alguien que no eres tu mi Señor.

Si vivimos momentos como el plebeyo danos la fortaleza necesaria para romper esas ataduras que nos lastiman, limpia esas ideas malas de nuestras mentes de querer demostrar a otras personas que los amamos haciéndonos sufrir a nosotros mismos, ayúdanos a valorar el amor porque Dios Creador y Padre de todo es El AMOR; Haz de nuestros corazones mas sensibles que sentimentales, enseñanos a mirar con los ojos del alma y del corazón a valorar lo que es una persona por dentro y no por fuera, porque lo exterior se envejece y deja de ser el mismo con el pasar de los años, Danos el poder de la decición y la fuerza para dejar lo que no es para nosotros Señor, lo que tu no has puesto en la tierra para mi o para mis hermanos.

A los que jóvenes que van buscando la compañía idónea escógela tu por nosotros Señor, haz que transite nuestros pasos por los caminos donde ellos transitan para que en el momento perfecto tu hagas que se junten en una laguna cristalina como la del cuento y con la dulzura de una sonrisa sabremos que eres tu quien viene adelante. Que esas personas teman a Dios por encima de todo mi Señor Jesús pues claro esta que quien no teme a Dios no teme a nadie y por el contrario es una persona de temer.

A los que tienen una pareja bendecida y escogida por ti Señor, alumbra cada día esos corazones que en todo lo que se haga estés tu presente Señor, porque claro tengo y segura estoy que quien hace y emprende las cosas en tu nombre es un éxito asegurado, el inicio de una relación, una relación sentimental, un matrimonio, la conformación de una familia si te la entregamos, te la encomendamos y te la confiamos son éxitos asegurados ...



El Amor no es una emoción El Amor lo es Todo.

El Amor es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace el importante. No actúa con bajeza, ni busca su propio interés. El Amor no se deja llevar por la ira, sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El Amor disculpa todo; todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta.


Milagritos G.C  


Comentarios
Publicado por: hermanosol
Viernes, 28 de noviembre de 2008 | 9:42 AM
gracias por visitar el foro hermanos canarios de Jesus y dejar una muestra de la sabiduria de tu alma. Dios te bendiga y le siga regalando a tu alma los sabores de su amor.

http://boards5.melodysoft.com/app?ID=6456sp