Martes, 09 de marzo de 2010
Publicado por: milagritosgc @ 11:07 PM
Comentarios (2)  | Enviar






Donde esta aquella mujer que fui hace años?, Donde andará? Donde vivirá? Aún recuerdo el día en que se despidió por siempre de mi, desde que supo que me amabas, esa mujer descansaba bajo árboles con raíces que sobresalían desde el fondo de la tierra, raíces sin vida, esperando el momento en que ese tronco se viniera abajo, contaba las gotas que caían de las hojas una a una, dos a dos.

Desde siempre me amabas y yo lo ignoraba, no tenia ni la mas mínima idea que eras tan poderoso y tan amoroso, algo tan gracioso es que jamás me percate de ese poder que tienes, ese poder capaz de limitar los océanos y ordenarles que no pasen de las playas aunque las olas furibundas y embravecidas luchen por romper y traspasar los limites, tu palabra no puede ser quebrantada.

No experimentaba este amor, esta fuerza, este poder, tu grandiosa presencia, no lo experimentaba porque estaba sumida en mi pecado, mis errores, me tenían viviendo a ciegas como una mujer q caminaba sorteando los peligros, arriesgando su vida.

Y sin embargo Tú estabas conmigo, No puedo entender como no podía verte, no puedo entender como fui tan ciega y sorda como una mujer obsesionada que se resiste a creer cuando su amor por un hombre termina y se queda sentada recibiendo migajas de amor, no puedo creerlo padre no puedo entenderlo.

Hasta que aquel día escuche por fin el timbre de tu llamada, dije que raro alguien esta tocando mi puerta, te vi por primera vez y caí rendida, fue lo mas hermoso que vi en mi vida mis ojos estuvieron cerrados, Tu luz fue tan fuerte que me cegó por unos instantes y caí rendida al piso, estoy segura que si no hubiera existido el suelo, ni el subsuelo hasta el día de hoy estuviera cayendo en el infinito pues me impactaste de tal forma como se impacta una madre con un bebe que cuido celosamente durante 9 meses de su vida, sin conocerlo, sin palpar su piel, ni estirar los deditos que encoge aquel recién nacido en señal de ternura.

Desde aquel momento mi alma estaba inquieta me decía déjate guiar, tu solo siente y escucha, así que cerré los ojos y fui como una invidente que solo escucho, que solo siguió y siguió hasta el nuevo hogar que Tú ya habías preparado para mi. Tu me diste nueva vida a través de tu espíritu paterno, tu me diste alimento, casa y abrigo. Tu despediste a aquella mujer que abrió desconfiadamente su corazón hacia ti, para darme lo que intento ser ahora alguien que se abandone perdidamente en tus brazos, que viva ilusionada tan ilusionada como el primer amor que experimenta un niño.



Milagritos G.C    


Comentarios
Publicado por: Bendiciones
S?bado, 03 de abril de 2010 | 10:35 AM
Ojala que todos pudisiesmos escuchar esa llamada y sepamos abandonarnos sin medida a ese amor, muy pocas personas se entregan sin medida, quizas por miedo, quizas por dudar, quizas por no perder su libertad y dejar su vida a lo que el Se?or quiere. Felicidades por ser tu una de las que se entrego sin medida al Se?or. Dichosa tu que te fiastes del mas excelso amor. abrazo desde canarias del hermanosol.Navidad
Publicado por: milagritosgc
Jueves, 08 de abril de 2010 | 5:51 AM
Hermanito Sol, gracias por sus visitas a este humilde blog, espero se encuentre muy bien...Bendiciones, un abrazo desde Lima-Per?.

Dios lo bendiga. Gui?o