S?bado, 03 de abril de 2010
Publicado por: milagritosgc @ 2:44 AM
Comentarios (0)  | Enviar

Una reflexión.



Un muchacho sentado en una vereda del parque a la vuelta de su casa entretenido en una conversación muy amena con su compañía; pero es interrumpido por una señora que a metros del lugar de donde estaban venia vociferando palabras nada decorosas, creo que si hubiera un diccionario de palabras sucias y ofensivas la dama podría haber sido la autora de este; cuando la señora llego al muchacho cargada de ira y de palabras ofensivas se dio con la sorpresa de que ambos se conocían pues asistían al mismo lugar donde ambos dedicaban tiempo a conocer, hablar y aprender de Dios; obviamente que la dama estuvo muy avergonzada después de esta actitud ya que no pensó que el muchacho que ella estaba agrediendo verbalmente era un conocido, el problema fue que ella pensaba que el muchacho al estar sentado estaba dañando las plantas que ella cuidaba con tanto esmero pero no era lo que pensaba.

Con esto pense en que Cuantos de nosotros que supuestamente conocemos y hablamos a los demás sobre el amor de Dios, podemos tener doble moral, cuantos de nosotros solo sabemos del amor de Dios en teorías pero en la práctica parecemos ser los mas ignorantes que aquellos que deseamos convertir, cuantos de nosotros somos como los fariseos? que hacemos alarde de que somos conocedores de la palabra pero que a nuestros hermanos no le damos el ejemplo con nuestras propias vidas?.

Esta reflexión va para los que estamos en la lucha de querer ganar vidas y almas para Cristo pero que lamentablemente en el día a día hacemos cosas que espantan totalmente a nuestros hermanos a quienes queremos ganar, la mejor manera de convencer a las personas del amor de Cristo Jesús es simplemente vivir y ser con los demás como JESUS fue con nosotros, en todo ponía amor, vivía con amor, trataba a todos por igual con y por amor, siempre estaba feliz; Se que es difícil estar siempre feliz pero debemos intentarlo.




Mi Señor que enseña siempre en todo momento, El poderoso quien nos regalo el sol para alumbrar nuestras mañanas, y puso las estrellas y la luna para que con su hermosura  adorne y alumbre nuestras noches, Que Ser puede o podría ser mas sabio que Tú mi amado Señor? Se que es muy difícil imitarte, y peor aún en el mundo actual en que vivimos donde las personas vivimos estresadas, irritables en constante enemistad entre nosotros, es difícil Señor ser la miel que contrarresta el agrio de las personas, es difícil ser la paz en los disgustos pero ayúdanos Señor, danos tu fuerza, tu tranquilidad para poder ser un buen ejemplo tuyo, danos una vida de verdad diferente, no queremos ser hipócritas tratando de engañarte y engañar al mundo, queremos testificar con nuestras vidas para recuperar a aquellos que andan buscándote y no pueden encontrarte mi Señor.


Con amor.

Milagritos G.C




Comentarios